Comidas afrodisiacas ¿realidad o ficción?

¿Quién no sabe que el marisco, el chocolate, el caviar... son alimentos afrodisíacos? Pero cabe preguntarse... ¿existe realmente la comida erótica? Las velas, el champagne, las rosas, una música de fondo y una cena de lo más erótica con un buen marisco y unas trufas. Ideal para terminar la velada viendo fuegos artificiales. Pero, y si ¿realmente la comida afrodisíaca no existe y es solo fruto de nuestra imaginación?

Existen multitud de artículos escritos al respecto y muy interesante sobre las verdades de este tipo de cocina y en muchos de ellos se llega a la conclusión de que la comida erótica como tal no existe. 


Se hace referencia a un juego de connotaciones y rituales que suelen rodear a estos alimentos, muchos conocidos por todos, pero parece ser que, según lo expertos, no estaríamos ante una comida erótica, sino tan sólo una erótica de la comida.

Esto hace referencia a alimentos que nos recuerdan al cuerpo, ya sea por su forma o por su textura, y por ello se convierten en la clave de la excitación: productos como ostras, almejas, salchichas, plátanos o espárragos son algunos ejemplos de ello.

'El cerebro humano asocia automáticamente los placeres del cuerpo y vincula la satisfacción que nos produce el consumo de alimentos con otras formas de goce...'
Otros estudios científico evidencian lo contrario, en base a ciertas propiedades o sustancias del producto estos pueden provocar una estimulación del cerebro y provocar excitación, el ejmplo más claro nos lo da el chocolate, que es además rico en otros efectos beneficiosos para la salud además de este...

y...¿tu que opinas? ¿Crees que existen los alimentos afrodisiacos? nos encantaría conocer tu opinión y puedes dejarla en nuestra web.

Comidas afrodisiacas ¿realidad o ficción? Comidas afrodisiacas ¿realidad o ficción? Reviewed by Webmaster on enero 21, 2008 Rating: 5

No hay comentarios:

Hola, todos los mensajes y comentarios en mujeres de hoy son moderados, por favor, evita el Spam.

Con la tecnología de Blogger.